Inoxidable

Las piscinas de acero inoxidable son, de manera inherente, elegantes. Su acabado sencillamente espectacular se adapta a la obra como el neopreno a la piel. Los vasos de acero inoxidables permiten obtener obras de gran impacto, fuera de lo común tanto en piscinas de interior como exteriores. La construcción de piscinas de acero inoxidable otorga un sinfín de posibilidades de dimensionado y acabados. Estos proyectos son realizados a partir de una chapa plana que, mediante pliegues y soldaduras, se moldea hasta lograr la forma deseada. Una de las cualidades de este material, es que a diferencia de las piscinas tradicionales con materiales porosos (los cuales multiplican las posibilidades de adherencia de bacterias) , el acero limita ampliamente este fenómeno, además con un mantenimiento menor y mas sencillo. 

 

Los vasos en material inoxidable pueden ser transportados fácilmente al ser fabricados en una sola pieza 

Proceso constructivo de nuestros vasos en inoxidable

El antes y el después de un vaso con ventana en inoxidable